La vida es un sueño, lucha por los tuyos

Como todo en la vida, el canon de belleza femenina ha ido evolucionado a lo largo de los años. Tiempo atrás venerábamos los cuerpos con curvas y hoy en día parece que los huesos con piel es lo que más está de moda. Y ahí sí me voy a manifestar abiertamente. Siento verdadera repulsa por el canon de belleza actual, ya que hace que muchas personas quieran sentirse de acuerdo con el patético modelo del físico impuesto por esta sociedad. La gran influencia que ésta tiene en nosotros (a través del cine, la televisión, las revistas…) nos puede llegar a crear frustraciones y a hacernos pensar que no estamos consiguiendo el éxito en cualquier ambiento de nuestra vida.

Dicho esto quiero decir que me importa bien poco qué canon de belleza dicte la sociedad; mi canon de belleza es el canon de belleza que hace feliz a Lorena Edo. El que hace sentirme bien conmigo misma, sentirme mujer, sentirme atractiva, sentirme sexy, sentirme capaz, sentirme válida, el que hace que al mirarme al espejo diga “¡que pedazo de mujer que soy!”. ¿Y por qué? Porque estoy en harmonía conmigo misma y porque intento sacarme partido y potenciar las cosas bonitas que hay en mí. Y eso se trasmite, lo sientes tú y lo sienten los demás.

Hay una frase que siempre digo y que define muy bien lo que quiero expresar: “la verdadera belleza es una actitud, y eres increíblemente bella cuando eres auténtica”.

¿Qué mejor manera de reivindicar una belleza sana y real y sin seguir ningún absurdo canon estipulado que mostrando una sesión fotografía de una chica de la talla 40-42 que se siente preciosa y que no está dentro de los cánones de belleza de esta superficial sociedad? Sí, soy yo.

Lorena

IMG_0027   IMG_0026 IMG_0025