La vida es un sueño, lucha por los tuyos

“Prefiero haber amado y perdido, que no haber amado nunca”

Salgo del cine, con una de mis mejores amigas, y hemos visto “Lo mejor de mí”, una película que al acabar ha abierto un extenso debate en cuanto a las secuelas que deja una relación. Pero una relación de las de verdad, de las que cuentan, de implicación, en las que se apuesta, en las que se vibra.

Mi amiga, después de 5 años de relación, llegó un día a casa y él le dijo “quiero hacer vida de soltero”. A la semana siguiente, lo vio paseando con su nueva soltería.

Ella me decía: dejé mi carrera, me fui de mi casa, y me puse a trabajar, sin necesidad alguna, porque él necesitaba que me fuera con él, que estuviera con él, ¿y todo para qué? 5 años de luchas, engaños, donde yo lo aposté todo y él nada.

Y seguía diciendo que se había ido todo el amor de un plumazo, aunque puede que llevara un tiempo desenamorada. Me contaba que ahora se siente incapaz de creer, de confiar, de apostar…

Las secuelas de una relación, mil sentimientos mezclados difíciles de evadir; sentimiento de fracaso, culpa, odio, furia, rencor… Y entonces ella levanta un muro y se cierra en banda.

Yo le quiero dar la vuelta, quizás porque soy tan pasional, que para mí no hay muro que valga. Apuesto a caballo perdedor, y aunque sé que puedo perder, lo intento, no sé hacerlo de otra manera.

Amiga;

Si algo he aprendido es que no hay dos amores iguales, cada amor tiene su momento, y nunca se siente de la misma manera. No olvides que lo que está por venir, nunca será igual, será mejor.

Perdónate. Tu bien sabes que tuve una relación de un año de la que a día de hoy aun me estoy recuperando psicológicamente, y como tú, no por amor (el amor no es sufrir, cuando se sufre no hay amor) sino por las secuelas. A día de hoy  tengo que seguir trabajando, pero en mí, solo en mí, y en nadie más que en mí. Y aunque lo que él hiciera fuera imperdonable, le tengo que dar las gracias por hacerme sentir tanto por unos instantes, ese sentimiento de mirar a una persona a los ojos y vibrar. A día de hoy no tengo rencor, no siento absolutamente nada, estoy en paz, y eso es porque he asumido, porque sé que he hecho las cosas bien, porque lo he dado todo. Pocos hombres han pasado por mi vida, pero ninguno puede atreverse a decir ni una sola mala palabra de mí, porque estarían mintiendo, no quiero que suene vanidoso, pero creo que lo mejor de ellos he sido yo. Y a ti te pasa lo mismo, has sido impecable, has apostado todo a cambio a nada, quédate con esos momentos amiga, esos instantes de felicidad, cuando lo mirabas a los ojos y se paraba el mundo, y dale las gracias por hacerte sentir. Sigue apostando, porque lo mejor está por venir. “Prefiero haber amado y perdido, que no haber amado nunca”. La felicidad se trabaja, trabaja en ti, y solo en ti, quiérete, mímate, regálate amor todos los días.

Amiga, planta tu propio jardín y decora tu propia alma, en lugar de esperar a que alguien te traiga flores. Y como nuestro querido Migue nos dijo el otro día; tú te mereces lo mejor, lo mejor de lo mejor, porque tú eres una de esas pocas personas que, en este mísero mundo, siguen siento honestas consigo mismas y esa es la única cosa que realmente cuenta.

A ti, amiga.

Lorena

IMG_67163

“Ese instante”

 

Una Respuesta a ““Prefiero haber amado y perdido, que no haber amado nunca””

  1. Sanelia dice:

    Eres muy grande Lorena.. Yo al igual q tú apuesto siempre x el amor. Un beso desde Madrid.

Deja un comentario